Los Angeles 97.5 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

Adicta a cirugías se endeuda por más de $180,000 se quita costillas

La cantidad de dinero gastado en cirugías estéticas para, supuestamente, mejorar su aspecto es tan elevada que sorprende tanto como su físico

Una adicta a la cirugía plástica ha gastado más de $180,000 dólares para “perfeccionar” su apariencia. Incluso se ha extraído costillas, se ha puesto implantes mamarios de tamaño 28L y se ha elevado los glúteos.

Kristen Snider, de 28 años y originaria de Virginia, ve su cuerpo como un “lienzo” y planea gastar otra gran suma de dinero para alterar su apariencia y conseguir su ideal de belleza, a pesar de que su familia no lo aprueba y teme que su obsesión estética la mate.

Esta joven, especialista en soporte de técnico, reconoció que desde siempre se ha sentido acomplejada y odiaba su imagen. Desde que era adolescente quiso cambiar su físico.

Los compañeros de clase en la escuela se burlaban de ella por su apariencia y, a los 18 años, su cuerpo era delgado, pero ella deseaba curvas femeninas.

En marzo de 2010, a los 18 años, Kristen se sometió a su primer aumento de senos con implantes de 550 cc para realzar su pecho y tener una talla 32B.

Se sintió tan feliz con su cuerpo que lloró de alegría al ver los resultados.

Desde entonces, Kristen se ha sometido a más de 20 procedimientos estéticos, incluido un segundo aumento de senos con implantes de 1.500 cc, se ha quitado costillas para reducir su cintura. También se ha puesto implantes en el trasero y se lo ha elevado.

A todo esto hay que añadir las tres rinoplastias, implantes de pómulos, implantes de frente, eliminación de grasa e inyecciones de labios.

Ahora, Kristen ama su cuerpo y se siente orgullosa de lo que ella y sus cirujanos han logrado hasta el momento.

Aunque todavía quiere someterse a más procedimientos, su familia no está tan contenta con su transformación. Sabe que es difícil para ellos aceptarla, teniendo en cuenta que es objeto de muchas miradas críticas cuando están en público. Pero ella se siente bien consigo misma,

Según explica, sus cirugías estéticas no lastiman a nadie y sus decisiones deben respetarse.