Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

Subastan fotos inéditas de Frida Kahlo tomadas por su amante

En las imágenes, además de Frida aparecen Diego Rivera y Miguel Covarrubias.

El 5 de abril en la casa de subastas Sotheby’s en Nueva York, con un precio inicial de 15.000 dólares, se ofrecerán 78 fotografías de Nickolas Muray, quien habría sido amante de la pintora mexicana Frida Kahlo a lo largo de una década. La mayoría de las imágenes, tomadas entre 1925 y 1946, nunca han sido publicadas.

En la colección única figuran fotos de Frida con la cabeza envuelta en una suerte de vendaje, del muralista Diego Rivera con una máscara antigás en la Casa Azul de la Ciudad de México, de los dos posando, y del artista mexicano Miguel Covarrubias en la playa, entre otras. Al menos 20 imágenes son de Frida, de Diego Rivera o de ambos juntos.

También hay retratos del compositor Carlos Chávez, del muralista Roberto Montenegro, de la actriz Margo Albert, del ilustrador y caricaturista John Held, de la artista realista social Marion Greenwood y de la hermana de Frida, Cristina Kahlo. En su conjunto, las fotos ofrecen una visión del paisaje cultural de México de los años 1920, 1930 y 1940.

Muray trabajaba para revistas como ‘Vanity Fair’ y ‘Harper’s Bazaar’, y conoció a Frida Kahlo en 1931 a través de su amigo Covarrubias, durante uno de sus viajes a México. Se estima que desde entonces el fotógrafo entabló con la pintora una larga aventura amorosa.

“Es la primera vez que un grupo así de grande de fotos de Nickolas Muray sale a la venta”, comentó a AP la especialista de Sotheby’s Aimee Pflieger. Según la rematadora, el consignador anónimo las adquirió originalmente de los herederos del artista.

Pflieger señaló que la colección “no muestra necesariamente la relación entre Frida y Nickolas, sino este increíble rango de personas involucradas en su círculo”.

Muchas fotos de Kahlo tomadas por Muray son ampliamente reconocibles, como la de 1939 en la que la pintora aparece con el cabello entretejido en una corona de hilo púrpura y un rebozo magenta intenso alrededor de los hombros, mientras que algunas incluso se exhiben en el Museo de Brooklyn. “Estas son diferentes, son retratos mucho más íntimos“, indicó la experta de Sotheby’s en referencia a las imágenes a subastarse.