Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

Restaurante amenaza a latino con llamar a “La Migra”

El cocinero guatemalteco fue a reclamar un pago que le debía su antiguo patrón, según asegura él mismo

Pedro Santizo es un cocinero guatemalteco de 23 años que vive desde hace tres años en la pequeña localidad de Wilkesboro (Carolina del Norte). Después de cambiar de trabajo, el pasado 20 de marzo fue a reclamar su pago al restaurante mexicano donde -según él mismo- le debían 500 dólares. Sin embargo, el encargado del lugar amenazó a Santizo y a su familia con llamar a la policía y a las autoridades migratorias.

Todo quedó recogido en un video (click en la imagen de abajo) que compartió en redes sociales la esposa del cocinero y que ya tiene más de 20 mil visitas. María Guadalupe Lupián Valentín aseguró en su muro de Facebook que el restaurante La Fortuna que “no quiere pagar el último cheque que nos debe“. Según escribe la mujer, se trata de un fondo que le habían retenido cuando Santizo empezó a trabajar en diciembre de 2018. 

En el video se escucha al dueño de La Fortuna decir que no le va a pagar la cantidad solicitada porque, según afirma, su interlocutor no estaba trabajando. Acto seguido, anima a llamar a la policía a otro joven que está con él dentro de la barra. Teléfono en mano, el muchacho  añade: “también voy a llamar a inmigración”. En ese momento se acaba el vídeo. Según reconoció la familia a medios locales, tenían miedo porque están en el país sin documentación.

El sábado 23 de marzo un grupo de personas se congregó delante del restaurante en apoyo a Santizo. Según la convocatoria de la concentración “pacífica”, el objetivo era reclamar el “pago justo a los trabajadores” y acabar con el racismo y los comentarios de odio.

Por su parte, el restaurante envió un comunicado en el que explicaba su versión de los hechos y hacían gala de su respaldo a los migrantes. “El dinero que María Guadalupe Lupián y su padre pretendían cobrar del restaurante La Fortuna pertenece a otra persona y por eso no se les entregó” – asegura la carta.

De acuerdo con el medio local QuéPasa, otras personas también han dicho que el mexicano les debe dinero por los trabajos que han realizado en su restaurante. Además, aseguran que no fueron tratadas de manera adecuada mientras eran trabajadoras. Es por ello que estos trabajadores planean iniciar juntos un proceso legal en contra de La Fortuna. “No podemos permitir que […] que empleadores inescrupulosos se aprovechen de inmigrantes indocumentados para que trabajen y después no darles la paga justa” – dijo al medio Teresa Greene, defensora de los derechos de los migrantes en el condado de Wilkes.