Los Angeles 97.5 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

¿por qué los padres lanzan rodajas de queso a sus bebés?

Muchos internautas perciben este nuevo reto como una humillación para los pequeños.

Padres de todo el mundo se han lanzado a un nuevo y particular reto viral: es el llamado ‘cheese challenge’. No, no consiste en comer queso hasta no poder más. Se trata de lanzarle lonchas de este producto lácteo a los bebés. El objetivo concreto es lograr que se queden pegadas en el rostro de los pequeños.

No sabemos qué recorrido tendrá este ‘challenge’, pero miles de usuarios suben a Internet videos en que lanzan el queso a sus hijos, hermanos o incluso a sus mascotas.

Las reacciones de los niños son variadas: unos se ríen, mientras otros se quedan paralizados y asustados y empiezan a llorar tras recibir el impacto del queso en la cara.

Muchos animales también se han convertido en víctimas del reto del queso, pero ellos se rehacen rápidamente y disfrutan de su participación comiéndose el rico lácteo, como muestran los videos.

 

Lo cierto es que el reto, como era previsible, no gusta a todo el mundo y ha desatado una gran polémica en las redes. Aunque a algunos el ‘cheese challenge’ les parece cómico, otros están indignados por las escenas que se están produciendo. También estos últimos recuerdan que mucha gente en nuestro planeta pasa hambre.

Entre los detractores hay también quién ve una humillación y hasta maltrato, físico y moral, a los niños.

Todo empezó el jueves pasado cuando el usuario de Twitter @unclehxlmes publicó en su cuenta un video en el que lanzaba una rodaja de queso a un bebé, al parecer su hermano. Al cabo de unos días su video había acumulado más de 10 millones de reproducciones. Sin embargo, el usuario que puso en marcha el reto quesero decidió borrarlo, ya que resultó que el bebé del video no era su hermano y no esperaba que el reto tuviera tanta repercusión.