Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

Hallan un pene tallado por los romanos hace 1.800 años en Reino Unido

La inscripción fálica forma parte de cuatro nuevos grabados descubiertos cerca del Muro de Adriano.

Investigadores de la Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra junto a la Universidad de Newcastle anunciaron la semana pasada el descubrimiento de cuatro nuevas inscripciones cerca del Muro de Adriano, conocido como el monumento más importante construido por los romanos en el Reino Unido.

Las inscripciones incluyen la figura de una cara y un grabado de un pene, considerado un símbolo romano de “buena suerte”. Sin embargo, la representación fálica no es la única en el sitio, pues estudios previos registraron hasta 57 ejemplos de este tipo a lo largo del muro, según el reporte de iNews.

Se cree que los grabados fueron tallados hace más de 1.800 años y podrían ser los más importantes encontrados hasta el momento, pues proporcionan datos sobre el proyecto de construcción de la muralla y brindan pistas sobre las unidades militares involucradas en el trabajo de edificación.

Aparentemente, las inscripciones fueron esculpidas en el año 207 d. C. por legionarios romanos que extraían piedras para la reparación del muro que había sido ordenado por el emperador Adriano para proteger la línea norte del territorio romano en la isla británica y marcar físicamente las fronteras del imperio.

El descubrimiento se llevó a cabo en una cantera abandonada cuyo acceso se vio restringido en la década de 1980 debido al colapso de un río. Desde entonces, la inspección de los grabados no había sido posible y al parecer estos se deterioraron debido a la erosión de la roca en la que que fueron plasmados.

El arqueólogo Ian Haynes asegura que los vestigios encontrados son muy vulnerables y tras el hallazgo se abre una gran oportunidad para registrarlos detalladamente  utilizando las últimas tecnologías para preparar un modelo digital tridimensional de la superficie y salvaguardar así la capacidad de estudiarlos en el futuro.