Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes

Cerca del fin de la infertilidad: Avanza una técnica para procrear

Si este procedimiento tiene éxito también permitiría tener hijos a parejas del mismo sexo.

Años atrás, investigadores japoneses anunciaron la obtención de espermatozoides a partir de células madre de un ratón y su fecundación en un óvulo donado, un proceso que permitió el nacimiento de ejemplares sanos.

Ese equipo de la Universidad de Kioto (Japón) liderado por Mitinori Saitou continuó sus investigaciones y asegura que podría aplicar esa técnica en humanos, una opción que resolvería el problema de la infertilidad.

Desarrollo

La gametogénesis es el proceso por el que las células germinales se convierten en gametos masculinos o femeninos y permite que las células másculinas puedan ser femeninas y viceversa. A partir de la sangre de una mujer y gracias a la gametogénesis in vitro (IVG, por sus siglas en inglés), estos especialistas crearon esas células germinales u ovogonia.

De esta manera, el tejido de cualquier persona se puede convertir en un espermatozoide o un óvulo, opciones que también permitiría tener hijos a parejas del mismo sexo. Es decir, se podría llevar la reproducción a una placa de Petri, sin donación de óvulos ni esperma.

El siguiente paso de este desarrollo requiere de un ovario, algo en lo que trabajan estos expertos. En primer lugar, experimentarán con monos para obtener más claves sobre cómo funcionaría esta técnica en humanos.

A Saitou no le interesa desarrollar una nueva forma de fertilidad pero es consciente de que, si tiene éxito, lo que suceda en el futuro no dependerá de él: “La tecnología siempre es tecnología. ¿Cómo la utilizas? Probablemente, la sociedad decidirá”, reflexiona.

Críticas

Esta técnica de reproducción recibió varios cuestionamientos éticos, incluso de la comunidad científica. De hecho, el bioético Arthur Caplan, de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), expresó: “En animales parece que funciona, pero no estamos seguros”.

Además, este académico señaló que desconocen cuál será el resultado de los trabajos de IVG porque “no podemos estar seguros a menos que experimentemos”, pero recordó que “hay muchas objeciones para hacer embriones de esta manera y destruirlos”.