Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Videos

Se inyecta su propio semen en el brazo para curar su dolor de espalda

Un hombre fue hospitalizado en Irlanda después de haber recurrido durante 18 meses al insólito procedimiento.

Un hombre de 33 años fue hospitalizado en Dublín (Irlanda) después de haber recurrido durante un año y medio a un remedio inusual y no respaldado por investigación científica alguna para aliviar su dolor crónico de espalda: inyectarse su propio semen.

La “terapia alternativa” utilizada por el paciente desconcertó a los médicos del Hospital Universitario de Tallaght, en la capital irlandesa, a donde acudió recientemente con dolor de espalda severo, según un informe clínico publicado en la revista Irish Medical Journal.

El hombre se quejaba de “dolor severo y repentino en la parte inferior de la espalda” después de “haber levantado un objeto de acero pesado tres días antes”. Al examinarlo, los médicos notaron que su brazo estaba rojo e hinchado, y entonces el paciente reveló que se había inyectado semen mensualmente durante 18 meses, utilizando una aguja hipodérmica que había comprado por Internet. En esa última ocasión se había introducido tres “dosis” de una vez, tanto en la sangre como en el músculo.

“El primer caso reportado”

Un hombre de 33 años fue hospitalizado en Dublín (Irlanda) después de haber recurrido durante un año y medio a un remedio inusual y no respaldado por investigación científica alguna para aliviar su dolor crónico de espalda: inyectarse su propio semen.

La “terapia alternativa” utilizada por el paciente desconcertó a los médicos del Hospital Universitario de Tallaght, en la capital irlandesa, a donde acudió recientemente con dolor de espalda severo, según un informe clínico publicado en la revista Irish Medical Journal.

El hombre se quejaba de “dolor severo y repentino en la parte inferior de la espalda” después de “haber levantado un objeto de acero pesado tres días antes”. Al examinarlo, los médicos notaron que su brazo estaba rojo e hinchado, y entonces el paciente reveló que se había inyectado semen mensualmente durante 18 meses, utilizando una aguja hipodérmica que había comprado por Internet. En esa última ocasión se había introducido tres “dosis” de una vez, tanto en la sangre como en el músculo.

“El primer caso reportado”