Los Angeles 97.5 FM 103.1 FM 107.1 FM El Paso 94.7 FM Stockton - Modesto 100.9 FM Reno 102.1 FM Phoenix 103.5 FM Las Vegas 105.1 FM Yuma - El Centro 99.3 FM Monterey - Salinas 99.5 FM Sacramento 99.9 FM Denver 96.5 FM Lubbock 99.5 FM McAllen 99.5 FM

Chismes Videos

Niño que se convirtió en ‘demonio’: “Mamá, si Dios no me mata

De la noche a la mañana, William Hewlett, pasó de ser un niño británico de ocho años de edad adorable y risueño a un “demonio” violento y paranoico que llegó a rogar a sus padres que acabaran con su vida.

El día a día de este pequeño estaba marcado por su carácter extrovertido, por jugar bien al fútbol y disfrutar de sus padres y su hermana. Sin embargo, una infección en 2017 seguida de una larga fiebre provocó una mutación en su carácter muy dolorosa para él y para los que le rodean. Una semana después de la fiebre, Hewlett comenzó a sufrir ataques violentos, pérdida absoluta del control, desorden alimenticio e incluso tenebrosas alucinaciones en las que ni siquiera reconocía a sus progenitores.

Su madre, Johanne, de 43 años de edad, llegó a describir las escenas que vivió junto a su hijo como salidas de la película ‘El Exorcista’ y tanto ella como su esposo, Jez, pasaron el último año intentando descubrir qué le sucedía a su hijo. Finalmente dieron con la clave.

Se trata del síndrome neuropsiquiátrico de inicio agudo pediátrico (PANS, por sus siglas en inglés). Según Stanford Children, es un diagnóstico clínico de síntomas que incluyen obsesiones compulsiones o restricciones alimentarias. Con frecuencia se les diagnostica trastorno obsesivo compulsivo (OCD, por sus siglas en inglés) o un trastorno alimenticio, pero el inicio repentino de los síntomas diferencia a PANS de estos otros trastornos.

Además, tal y como indica la web de la organización, pueden tener síntomas de depresión, irritabilidad, ansiedad y tener dificultad con las tareas escolares. La causa de PANS se desconoce en la mayoría de los casos pero se cree que la provocan infecciones, alteraciones metabólicas y otras reacciones inflamatorias que afectan al cerebro.

Johanne está convencida de que su hijo agarró la fiebre tras sufrir una infección por culpa del moho de la casa en la que residían con anterioridad. A partir de ahí comenzó la peor pesadilla de esta familia que, hasta ese momento era feliz.

“Comenzó a comportarse de manera muy agresiva y violenta. Lucía diferente, como pálido, y sus ojos estaban enrojecidos. Estaba alucinando y decía que había sangre que caía de las cortinas. Nos miraba y no sabía quiénes éramos. Me decía: ‘¿Dónde está mamá?’. Fue horrible”, confesó Johanne a Daily Mail.