Nacadas Noticias

Por mi tatuaje no me contratan

Mark Cropp es un joven neozelandés cuyo único objetivo es “conseguir un trabajo y ayudar a su familia”. Pero un detalle en su rostro lo detiene y hace que este propósito no resulte nada fácil: un tatuaje gigante que cubre más de la mitad de su cara.

La pintura dice “Devast8” (devastado, en español) y Cropp entiende que esto pueda resultar desagradable para los potenciales empleadores, pero insiste en que esto no debe poner en cuestión sus ganas de trabajar.