Nacadas Noticias

Madre en California podría terminar en la cárcel por vender ceviche casero en Facebook

Una mujer en Stockton, California, fue acusada por vender su ceviche casero por medio de un grupo de Facebook y podría enfrentar hasta un año en la cárcel, de acuerdo a documentos de la corte, después de decir que se negó a un trato negociado por los fiscales.

Mariza Ruelas fue acusada del delito menor de operar un servicio alimenticio y un negocio sin los permisos necesarios en el condado de San Joaquín, lo cual la podría llevar a varias multas y hasta un año de cárcel, como demuestran los récords de corte en línea.

En una entrevista con KTXL-TV, la madre soltera de seis, dijo que ella y muchos más que son parte del grupo alimenticio en línea, llamado el “Spot de Comida 209”. Debido al código de área de Stockton, fueron encontradas por un investigador secreto del condado de San Joaquín.

El investigador se hizo pasar por un consumidor y le pidió a Ruelas un platillo de su ceviche casero, reportó KTXL. El ceviche es un platillo latinoamericano de pescado marinado por cítricos o mariscos, servido frío.

Esta investigación llegó a Ruelas y varios otros miembros del grupo citados por delitos menores por no cumplir con los permisos necesarios.

Pero Ruelas contendió que el grupo no es tanto un negocio en línea, sino que se trata más de miembros de la comunidad compartiendo recetas, organizando reuniones “de traje” y recuperando algunos de los gastos que significa la preparación de estos platillos.

Algunas personas dirían, ‘Oh, no tengo algo para intercambiar contigo pero me encantaría comprarte un plato,’ como si fueran a trabajar,” Ruelas le dijo a KTXL.

En un post de Facebook de la semana pasada, Ruelas dijo que el resto de los miembros de grupo fueron ofrecidos una sentencia de un año de libertad condicional, 40 horas de servicio comunitario y una multa de $235 dólares si aceptaban a declararse culpables aún sólo delito menor. Ruelas reclamó que su oferta fue de tres años de libertad condicional y 80 horas de servicio comunitario junto con la multa.

Di la misma comida que le daba a mi familia, nunca lastimaría a ninguno de ellos,” ella escribió.

Ella dijo que investigó los permisos del estado pero que la mayoría sólo aplicaban a productos de panadería, no al ceviche, y no a pequeños grupos de comunidades como en el que ella ha estado en Facebook.

Es una pérdida de tiempo y recursos y dinero de los que pagan sus impuestos que honestamente prefieren grupos de comida que restaurantes,” ella escribió.

En una entrevista con KTXL, el oficial Kelly McDaniel defendió la prosecución.

Yo no hago las leyes, las aplico y la legislatura ha decidido que esto fue un crimen,” ella le dijo KTXL. “La comida preparada en una instalación que no ha sido inspeccionada significa un riesgo para el público.”

Ruelas comenzó un GoFundMe desde que su historia ganó atención entre los medios de comunicación, ella escribió en Facebook.

Nunca en un millón de años me imaginé que las cosas se pondrían tan mal. Era un hobbie que yo y mis hijas disfrutábamos hacer juntas los fines de semana libres,” ella escribió. “Definitivamente tengo pensado el abrir un pequeño restaurante cuando todo esto termine, sobre todo con todo el apoyo de las personas. ¡Haré lo mejor que pueda para servirles mi platillo!