Noticias

Cuando tu mama se equivoca, puede ser chistoso!

Los padres pueden llegar a abochornar mucho a sus hijos, incluso cuando intentan ayudar.

Es el caso de Deanna Pilling, a quien se le ocurrió salir de su ciudad, Nueva York, y aparecer de improvisto en Utah para ayudar a su hija a mudarse fuera de la residencia universitaria donde vivía.

Dado que su visita fue una sorpresa, llegó a la residencia y McKenna no estaba en su dormitorio. Tampoco sabía dónde podría encontrarla.

Deanna se acostó en la cama de su hija para descansar unos minutos tras el viaje. Después sacó una selfie recostada en la cama y se la envió a McKenna con el texto: “¡Mira dónde estoy!”.

La respuesta de su hija… no fue la ideal: twit de mama

“¿¿Dónde es eso??”, contestó McKenna. “Yo estoy en mi habitación. Por favor, dime que no estás en el dormitorio de cualquier otra persona”.

Sí, lo estaba: “Estoy en la habitación equivocada, ¡oh, Dios mío!”.

McKenna publicó la divertida cadena de mensajes en Twitter con el texto siguiente: “Momma pilling at it again” (que sin contexto podría ser traducido como “mamá volvió a las pastillas”. Desde entonces ha sido retuiteado 16.000 veces.

“Mi intención era que lo viesen únicamente mis familiares y amigos, de ahí el texto ‘Momma Pilling at it again’, porque nuestra gente cercana conoce a mi madre como ‘Mamá Pilling’”, esto explicó McKenna a Buzzfeed.

“Cuando vimos que la historia se hacía cada vez más grande, no podíamos parar de reír, porque fue muy inesperado”.

“Ahora todo lo que mi madre dice es esto: ‘Me hubiese gustado hacerme una foto mejor’”, agregó.

Advertencia para padres: la generación del milenio tuitea prácticamente cualquier cosa. Cuidado con lo que hacen.